¿Cuáles han sido los retos identificados?

Con el objetivo de formular el reto principal de Montilla, que permita identificar claramente la estrategia de desarrollo urbano sostenible y se convierta en el elemento estructural sobre el que pivoten las diferentes acciones, los días 9 y 10 de septiembre, tuvo lugar un encuentro en el que se constituyeron 5 grupos de trabajo. Cada grupo debía señalar un reto principal y, opcionalmente, uno secundario.

Estos grupos consideraron como reto principal el reto 1 Vino, Cultura y patrimonio como eje transformador de la actividad económica (incluyendo artesanía), tanto en el modelo de desarrollo económico como en el modelo de intervención en el espacio público y como reto complementario el número 5, Mejorar la actividad económica y los niveles de empleo a través de desarrollo de suelo empresarial e iniciativas emprendedoras.

Como resultado de la base del trabajo de campo realizado, el diagnóstico del territorio y las diferentes propuestas recibidas, se han identificado 5 objetivos estratégicos o grandes retos, que se exponen a continuación:

  • Reto 1: el vino, la cultura y el patrimonio de Montilla como eje transformador de la actividad económica de la ciudad. Esta transformación debe de estar presente tanto en  la gestión  turística como en el modelo de desarrollo económico y urbano, incluyendo la rehabilitación de espacios de alto valor patrimonial e histórico.
  • Reto 2: impulsar el comercio de proximidad (minorista) y el Mercado de abastos de forma que Montilla recupere una posición de centralidad en la Comarca y el comercio se convierta en un elemento atractor para lograr mejorar la calidad de vida en la ciudad y reforzar la actividad económica.
  • Reto 3: mejorar la movilidad urbana en Montilla con un transporte público más eficiente y generando sendas peatonales y carriles bici que impulsen una movilidad más saludable y sostenible.
  • Reto 4: aprovechar el potencial que ofrecen las nuevas tecnologías para crear una “Smart city”, que mejore la gestión pública en la interacción con el ciudadano (administración electrónica, servicios digitales, accesibilidad…) pero que también apoye los procesos de innovación en la actividad económica o la gestión energética de los espacios públicos.
  • Reto 5: mejorar la actividad económica y los niveles de empleo con el desarrollo de suelo empresarial, iniciativas emprendedoras (incluyendo el sector primario) y la innovación como elemento transversal. 
©-Andres-Rodriguez-Fotolia_com2a-690x1024